“La última vez que pudimos hablar con ellos fue el jueves a las once de la mañana. Estaban sin carburante y se escuchaban los llantos de los bebés. Luego, la comunicación se cortó. A partir de entonces las llamadas de los familiares al Colectivo Caminando Fronteras se sucedieron. Eran angustiosas: Va mi hermano, va mi mujer, van mis hijos”.

Helena Maleno, experta en migraciones y trata de seres humanos y miembro de ‘Caminando Fronteras’ nos atiende el sábado a mediodía desde Tánger, donde ha vivido estos últimos días terribles intentando saber qué había pasado con la patera que salió desde Nador el miércoles a las siete de la tarde y en la que viajaban 48 adultos y 9 bebés.

Helena fue también quien dio la señal de alarma a Salvamento Marítimo, que de inmediato se puso a trabajar para intentar encontrar la barcaza, sin éxito. El jueves la mar estaba muy mal, con olas de hasta tres metros. Fue un mercante el que encontró la patera y el viernes por la mañana el buque de Salvamento ‘Salvamar Denébola’ rescató a los que el Mediterráneo no se había tragado: 28 personas. De los nueve niños, solo una se salvó, Amira, de dos años. Sus dos hermanos, gemelos, Boutang y Asun, siguen desaparecidos. A ellos y a su madre, Zinobeou, les conocía bien Helena.

“Son una familia de Camerún que salieron de su país buscando una vida mejor para ellos y sus hijos. No podían volver hacia atrás y decidieron arriesgarse después de lo que habían vivido en Tánger, desesperados”. En el barrio de Bujalef, en Tánger, los subsaharianos que esperan encontrar una salida hacia Europa malviven como pueden. El pasado mes de agosto hubo varios episodios de violencia por parte de un grupo de marroquíes. La policía, no solo no ayudó a los subsaharianos, sino que se empleó con saña contra ellos, según los testimonios. Ante esa situación, Helena Maleno cree que Zinobeou, sus dos gemelos y la niña, se arriesgaron mientras el padre esperó para poder reunirse con ellos lo antes posible.

“En Caminando Fronteras tenemos unas brigadas para intentar que los inmigrantes tengan acceso a derechos. Damos cursos sobre salud sexual y reproductiva, también vacunaciones a menores y registros. En esas ‘Brigadas de Salud’ es donde les conocemos, sabemos de sus periplos y sus historias”, narra Helena.

¿Y cuál era la de Zinobeou y su familia?: “Tendemos a estigmatizar y a uniformizar, a buscar un estereotipo. Y la familia de Zinobeou es una familia normal, con mucho amor, con un nivel de educación exquisito, como muchos otros. Salen de sus países para buscar, ya no una vida mejor, sino un nivel de derechos fundamentales, porque en los suyos, los de las mujeres y los niños son simplemente pisoteados”. 

El marido de Zinobeou no pudo hasta ayer, sábado, comunicarse con ella en el hospital, donde su hija Amira se recupera ya fuera de peligro después de sufrir dos paradas cardiorespiratorias en el helicóptero que la trasladó al hospital de Almería. Pudo hablar gracias a los esfuerzos de Helena y la colaboración de la policía de Almería. “Insistimos en que debía tratarse como una tragedia, no como un problema de extranjería porque si es así, los inmigrantes interceptados entran a disposición judicial y hasta que no llegan al centro de internamiento no pueden comunicarse con sus familiares. Si todo ha ido bien, bueno, pero imagina la angustia si hay algún problema. El no saber si tu familiar está vivo o muerto, el no tener acceso a una lista, el no poder comunicarte ni siquiera con ellos y las horas, los días, van pasando, sin saber. ¿Puedes imaginar la angustia?”.

Ayer sábado por la mañana la lista ya existía. La de supervivientes y desaparecidos. “Las alegrías y las tristezas”, como escribía Helena en su cuenta de twitter. 29 desaparecidos, ocho niños. La menor de ellos, Precious, de tres meses. De las seis mujeres rescatadas, cinco de ellas están embarazadas.

El horror de la migración, las vallas y las fronteras sigue golpeándonos. La tragedia continúa. Y tiene muchas caras, como bien sabe Helena Maleno: “La única solución es más justicia social. La movilidad es un derecho, que nos lo cuenten en España, donde muchos han tenido que emigrar para buscarse la vida en otros países de Europa o de América. Con las vallas y las fronteras no se frena, sino que se además se da pie a la explotación laboral y sexual. Hay grandes redes criminales de trata de seres humanos, se comercia con ellos. Es la pobreza como oferta”.

Helena se despide desde Tánger, con pocas esperanzas ya de encontrar con vida a los desaparecidos, recalcando la gran labor que hace Salvamento Marítimo, que depende del Ministerio de Fomento y no del de Interior, y cuya prioridad es salvaguardar vidas y no gestionar fronteras. Ella seguirá ayudando, informando, poniendo el foco en un desastre que parece no tener fin. Gracias a Helena, al colectivo Caminando Fronteras y a personas como ella, seguiremos enterándonos, si es que queremos escuchar. Gracias a Helena, Zinobeou, pudo hablar desde un hospital de Almería, donde se recupera su hija Amira y mientras sigue sin tener noticias de sus gemelos, con su marido.

Fem servir cookies pròpies i de tercers per millorar els nostres serveis mitjançant la personalització de l'accés a la nostra pàgina, així com per mostrar-vos publicitat relacionada amb les vostres preferències mitjançant l'anàlisi dels vostres hàbits de navegació. Si continueu navegant, hom considera que n'accepteu el seu ús. Podeu canviar-ne la configuració o obtenir més informació accedint a l'avís legal del peu del web.

Més informació

Acceptar cookies

POLÍTICA D'ÚS DE LES COOKIES.

¿Què són les cookies?

Una cookie és un fitxer que es descarrega al vostre ordinador a l'accedir a  pàgines web determinades. Les cookies permeten a una pàgina web, entre d'altres coses, emmagatzemar i recuperar informació sobre els hàbits de navegació d'un usuari o del seu equip i, segons quina informació continguin i de quina manera s'empri, poden servir per  reconèixer l'usuari i facilitar-li la navegació i l'ús que en faci de la pàgina web.

¿Quins tipus de cookies fa servir aquesta pàgina web?

• Cookies d'anàlisi: Són les que, ja siguin  tractades per nosaltres o bé per un tercer, ens permeten quantificar el nombre d'usuaris que hi accedeixen,  per tal d'efectuar la mesura i l'anàlisi estadística del ús que en fan els usuaris en general dels servies ofertats a la pàgina web. Amb aquest objectiu,  analitzem la vostra navegació per la nostra pàgina, amb finalitat de millorar-ne el servei i el ventall d'ofertes que li oferim.

• Cookies de personalització: Són les que permeten a l'usuari accedir al servei amb algunes característiques de caràcter general predefinides, en funció d'uns criteris establerts al terminal de l'usuari. A tall d'exemple podem esmentar l'idioma, el tipus de navegador a través del qual s'accedeix al servei i la configuració regional del punt d'accés al servei, etc.


• Cookies publicitàries: Son les que, ja sigui tractades per nosaltres o per un tercer, ens permeten gestionar de la forma més eficient possible l'oferta dels espais publicitaris que hi ha a la página web, tot adequant-ne el contingut de l'anunci al contingut del servei  sol·licitat o a l'ús que en faci l'usuari de la nostra pàgina web. Per axiò, analitzem els vostres hàbits de navegació a Internet i podem mostrar-vos publicitat relacionada amb el vostre perfil de navegació.


Podeu permetre, bloquejar o eliminar les cookies instal·lades al vostre equip mitjançant la configuració de les opcions del navegador que empreu al vostre ordinador.