Vivimos en un país que cada vez se parece más a 13 Rue del Percebe, la página cómica del mítico Ibáñez. Por el absurdo, los personajes pintorescos, tan reconocibles, la picaresca, los jetas y los morosos. Los mentirosos.

Vivimos en un país donde el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tardó tres días en salir a valorar el 9N de Catalunya para calificar como “profundo fracaso” el que más de dos millones de ciudadanos fueran a votar. Vivimos en un país en el que ese mismo Gobierno tarda tan solo unas horas en emitir un comunicado para desmentir las declaraciones de Francisco Nicolás Gómez Iglesias, el pequeño Nicolás para la opinión pública, Fran para los amigos. En dicha entrevista al diario ‘El Mundo’, el joven asegura haber colaborado con la Zarzuela, el CNI y con Soraya Sáenz de Santamaría. Con la vicepresidenta del Gobierno quedó, según dice, para lo siguiente: “Me encargaron solucionar el problema que tiene España con Catalunya”. Siguiendo con los cómics, el pequeño Nicolás sería, sin duda, Anacleto, agente secreto, del gran Vázquez.

Vivimos en un país en el que una anciana de 85 años, Carmen Martínez, fue desahuciada de su casa en Vallecas en la que vivía desde hacía 50 años después de avalar a su hijo y no poder hacer frente a las deudas. A la vivienda acudieron siete dotaciones de la policía, todo un despliegue, y las fotos de Andrés Kudacki, de AP, han dado la vuelta al mundo. Imposible que no se te desgarre algo por dentro cuando ves a Carmen, encorvada, sosteniéndose en el marco de una puerta mientras el rostro arrugado se le desfigura de puro dolor. Vivimos en un país en el que se desahucia a la anciana y es un club de fútbol, el Rayo Vallecano, el que se ofrece a rescatarla. Su entrenador, Paco Jémez, lo explicó así: “Sé que como ese caso hay muchos. El peor momento que le puede pasar a una familia es cuando te echan de tu casa. Es una señora que llevaba cincuenta años viviendo en su casa y por hacer un gesto que le honra, que es avalar a su hijo, que todo el mundo haríamos indudablemente, ha sido desahuciada. Es una situación para pensar en ella y tenerlo en cuenta. Nosotros no nos vamos a quedar parados y vamos a ayudar a esta señora. No solo yo, sino el cuerpo técnico, los jugadores, todos. Dentro de nuestras posibilidades vamos a ayudarla para que encuentre un sitio donde pueda vivir dignamente y no se sienta sola”.

Vivimos en un país en el que se nos vende que la recuperación ha venido para quedarse, mientras los datos de organizaciones como la Cruz Roja, evidencian lo contrario. Que la pobreza se está cronificando, que hay más desahucios que el año pasado por estas fechas, que atienden nada menos que a un 166% más de personas desde que comenzó la crisis. Y las cifras no bajan.

Vivimos en un país en el que muchos están preocupadísimos por la identidad y las banderas, pero hace tiempo que renunciaron al diálogo. Así que vivimos en un país donde Mariano Rajoy piensa visitar Catalunya el próximo fin de semana para “explicarse bien” porque, al parecer, cuando ha dicho que no, no y no y tachó de “profundo fracaso” la movilización de más de dos millones de personas, no le pillamos bien. Ahora resulta que encima somos cortos de entendederas. Vivimos en un país donde Soraya Sáenz de Santamaría ya ha anunciado que Rajoy no se reunirá con Artur Mas cuando visite Catalunya y en el que la responsable del PP en el territorio, Alicia Sánchez-Camacho, ha acusado a Josep Antoni Duran i Lleida, de “apoyar el proceso separatista de Mas hasta sus últimas consecuencias”. El mismo Duran i Lleida que desayuna desde hace años en una suite del Palace, con vistas a los leones del Congreso, con una mesa supletoria para que quepan bien la fruta, los periódicos, la jarra de la leche, del café, las tazas, el agua, el yogur, el pan y el aceite. Ese. Un peligroso radical.

Vivimos en un país donde David Fernández de la CUP, el presidente de la Comisión Pujol, amenaza con dimitir si CIU y el PSC siguen “tapándose mutuamente”, después del veto de varias comparecencias relacionadas con el caso Palau de la Música y Pretoria. Un escándalo, vamos.
Vivimos, en fin, en un país de chiste, pero ya hace tiempo que dejó de hacer gracia.

Fem servir cookies pròpies i de tercers per millorar els nostres serveis mitjançant la personalització de l'accés a la nostra pàgina, així com per mostrar-vos publicitat relacionada amb les vostres preferències mitjançant l'anàlisi dels vostres hàbits de navegació. Si continueu navegant, hom considera que n'accepteu el seu ús. Podeu canviar-ne la configuració o obtenir més informació accedint a l'avís legal del peu del web.

Més informació

Acceptar cookies

POLÍTICA D'ÚS DE LES COOKIES.

¿Què són les cookies?

Una cookie és un fitxer que es descarrega al vostre ordinador a l'accedir a  pàgines web determinades. Les cookies permeten a una pàgina web, entre d'altres coses, emmagatzemar i recuperar informació sobre els hàbits de navegació d'un usuari o del seu equip i, segons quina informació continguin i de quina manera s'empri, poden servir per  reconèixer l'usuari i facilitar-li la navegació i l'ús que en faci de la pàgina web.

¿Quins tipus de cookies fa servir aquesta pàgina web?

• Cookies d'anàlisi: Són les que, ja siguin  tractades per nosaltres o bé per un tercer, ens permeten quantificar el nombre d'usuaris que hi accedeixen,  per tal d'efectuar la mesura i l'anàlisi estadística del ús que en fan els usuaris en general dels servies ofertats a la pàgina web. Amb aquest objectiu,  analitzem la vostra navegació per la nostra pàgina, amb finalitat de millorar-ne el servei i el ventall d'ofertes que li oferim.

• Cookies de personalització: Són les que permeten a l'usuari accedir al servei amb algunes característiques de caràcter general predefinides, en funció d'uns criteris establerts al terminal de l'usuari. A tall d'exemple podem esmentar l'idioma, el tipus de navegador a través del qual s'accedeix al servei i la configuració regional del punt d'accés al servei, etc.


• Cookies publicitàries: Son les que, ja sigui tractades per nosaltres o per un tercer, ens permeten gestionar de la forma més eficient possible l'oferta dels espais publicitaris que hi ha a la página web, tot adequant-ne el contingut de l'anunci al contingut del servei  sol·licitat o a l'ús que en faci l'usuari de la nostra pàgina web. Per axiò, analitzem els vostres hàbits de navegació a Internet i podem mostrar-vos publicitat relacionada amb el vostre perfil de navegació.


Podeu permetre, bloquejar o eliminar les cookies instal·lades al vostre equip mitjançant la configuració de les opcions del navegador que empreu al vostre ordinador.