Obligados a ganar

La duda queda terminantemente prohibida. No se permite vacilar. Ni titubear. Hacerlo podría ser catastrófico.

Así llega el Clásico para el Barça. Está obligado a ganar. Obligadísimo. ¿Exagero? Recordemos. Temporada 2015/16. Jornada 31. Camp Nou. Piqué adelanta a los suyos ante el Madrid. En ese instante, los blancos están a 13 puntos del Barça, líder destacado en la Liga. En el Bernabéu alguno va pensando ya en el papeleo para despedir a Zidane, incapaz de reconducir al desastroso Madrid que había heredado de Benítez. Sin embargo, y lejos de saberse la lección más básica de la historia del fútbol, el Barça no remata al eterno rival. Menospreciando su capacidad de supervivencia, se permite clemencia con un maestro de la resurrección. Benzema y Cristiano remontan. Zidane gana crédito. Su despido queda en el limbo. El Madrid logra en el Camp Nou el oxígeno que el Barça debería haberle negado. Lo que viene después, duele recordarlo. Aquella Liga casi la gana el Madrid. Y lo peor, desde entonces se tiñe de blanco una Champions tras otra. Y pensar que todo empezó aquel día…

Volvamos al presente. Temporada 2018/19. Camp Nou. Llega el Madrid más herido de los últimos tiempos. No me fío. No repitamos la historia. No reeditemos el error. Pongámonos serios. Hay que ganar. Y bien. ¿Sin Messi? Sí, sin Messi aumentará la devastación. El objetivo es diáfano. Derrotarles. Entonaría el “a por ellos”, pero de un tiempo a esta parte, la expresión me duele.

El Barça debe hacer memoria. No caer en la desidia si puede noquear al gran rival. Derrotarle confirmaría una crisis de efectos incontrolables en el Bernabéu. ¡Si hasta piensan en Mourinho! No juega Messi y parece que eso resta obligaciones al Barça. Para nada. El gran acicate, la gran motivación, debe estar en el oponente. En juego la posibilidad de dinamitar al Madrid. No hay que ir muy atrás para recordar qué puede pasar si desaprovechas opciones como esta. Prohibido dudar. No se puede vacilar. Ni titubear. El domingo, en el Clásico, no queda otra. Hay que ganar.

  • Comparteix